Posted by on Jul 16, 2015 in FRAGANCIA DE SION | 15 comments

regalo de Dios 2 0716

AR Ji, , Corea

Cuando voy a Sion después de mi trabajo, siento como si estuviera volando. Sion es el refugio que consuela mi alma cansada. Honestamente, hasta hace poco mi corazón se sentía pesado. Esto se debía a que no había llevado ningún fruto durante todo un año. Cuando recibí la misión de ganar los diez talentos, comencé a predicar el evangelio fervientemente, confiando en que Dios me permitiría llevar frutos, pero ya que no tenía resultados visibles, mi mente y mi cuerpo se cansaron. Mi frustración creció tanto que me comparaba con otros miembros que mostraban buenos resultados.

Entonces llegó el “Reporte de la Predicación de Verano de los Jóvenes para los Diez Talentos”.  Ya que esta oportunidad fue permitida por Dios para bendecir a los jóvenes como el rocío del alba, renové mi decisión y obtuve nuevas fuerzas orando todos los días junto con los miembros. Además, después de tener una sincera conversación con uno de los miembros, me di cuenta de mi mente infantil y avara; yo solo esperaba llevar frutos sin tener el corazón de Dios que considera un alma más preciosa que el momento no sabía cómo  perseverar; solo me quejaba contra Dios cuando me apenado hacia Dios y esto me hacía llorar. Desde ese momento, aunque no tenía frutos o resultados visibles, traté de esperar con paciencia. Por supuesto, aún me resultaba difícil perseverar.

 

Cuando me sentía débil y con preocupaciones, pensaba en el Padre y en la Madre: “Es difícil, y me duele el corazón para guiar un alma a la verdad, ¡pero cuánto dolor y sufrimiento habrán atravesado el Padre y la Madre!” Había pasado una semana. Después del culto de la mañana oré fervientemente y salí a predicar la palabra de Dios. Entonces encontré un alma. Él no dudó en nacer como hijo de Dios después de escuchar la palabra de Dios, y guardó la regla del día de reposo.

 

El hermano era estudiante universitario, por eso venía a Sion todos los días y estudiaba la palabra de Dios. Y cuando tenía un momento  camino a la universidad, solía venir a Sion para orar.  Ocho días después de recibir la verdad, llevó un fruto, y ese mismo día compartió su fragancia de Sion. “Hace poco me sentía cansado, por eso pensé en buscar a Dios. Yo necesitaba alguien que me apoyara y que me guiara al camino correcto.  Solo pensaba en ir a alguna iglesia, pero los encontré a ustedes. Después de escuchar la palabra de Dios pensé: ‘Iré con él y oraré a Dios una vez más’, y lo seguí a Sion. ¡Pero nunca  imaginé que yo recibiría esta gran bendición de la salvación! Gracias por guiarme a la iglesia donde mora el verdadero Dios y por permitirme conocer esta preciosa verdad.” Al escuchar la fragancia del hermano, comprendí que “verdaderamente este hermano es nuestra familia celestial que Dios había preparado; a fin de permitirme este precioso fruto, Dios me fortaleció todo el tiempo”. Estaba completamente emocionado. El hermano reveló sus firmes ambiciones por el evangelio, diciendo que quería estudiar diligentemente la Biblia para hacer que otros también conocieran esta verdad. Pienso que este hermano pronto se convertirá en un gran obrero del evangelio del nuevo pacto. Los miembros me felicitaron y al mismo tiempo me preguntaron el secreto para llevar buenos frutos, pero yo no podía decir nada. Me sentía apenado ante Dios, porque sentía que estaba recibiendo la gloria que Dios debía recibir. Si Dios no hubiera cuidado mi alma cansada, no habría podido comprender el corazón de Dios ni mis deficiencias. Doy gloria y alabanza a Dios que siempre da fortaleza a este hijo débil y me permite el  gran  regalo de la paciencia  para soportar.

 

uva 0716

 

ARRIBA

Mis padres hasta que han vuelto a los brazos de Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre