Posted by on Aug 20, 2015 in BLOG, DESTACADOS | 5 comments

la libertad 1

En todo el mundo, únicamente la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial celebra la Pascua del nuevo pacto que Jesús estableció hace dos mil años, con su propia sangre y sacrificio, solo para darnos el perdón de pecados, es decir, la libertad verdadera. Nosotros tenemos que guardar la Pascua del nuevo pacto en esta última época porque es la única manera de poder entrar en el reino de los cielos quitándonos los pecados y obtener la vida eterna. No hay otra manera de recibir el perdón de pecados y la libertad verdadera, si fuera así, Jesús no habría sido sacrificado como el cordero de la Pascua para establecerla, ni habría necesitado derramar su preciosa sangre.

Cuando Jesús vino a esta tierra dijo a los judíos:

Juan 8:32 “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

Los judíos no entendieron estas palabras. Ellos pensaban que no eran esclavos.

Juan 8:33 “Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?”

Jesús explicó lo siguiente:

Juan 8:34 “Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.”

Según su enseñanza, somos esclavos del pecado, por lo tanto, no somos libres de la muerte, como dice la Biblia:

Romanos 6:23 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Así como los judíos eran esclavos, nosotros también somos esclavos del pecado y la muerte. La razón por la que Jesús nos ha establecido la Pascua del nuevo pacto es liberarnos, es decir, darnos la libertad verdadera.

Mateo 26:17 “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua?”
Mateo 26:27~28 “Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.”

A fin de darnos el perdón de pecados y la libertad verdadera, Jesús se sacrificó como el cordero de la Pascua dándonos su precioso cuerpo y sangre. Por lo tanto, la Pascua es muy importante e imprescindible para nosotros. Sin embargo la Pascua desapareció de esta tierra en el año 325 d. C. en el concilio de Nicea. El emperador romano Constantino, abolió la Pascua. Desde entonces nadie pudo guardar la Pascua que es la promesa de Dios de darnos la libertad verdadera hasta la venida de Cristo Ahnsahnghong. Él restauró la Pascua del nuevo pacto, a través de la cual nos liberó del pecado y la muerte. Por lo tanto, Cristo Ahnsahnghong es el verdadero Dios, el Salvador de esta época. Esto se debe a que la Biblia testifica que Aquel que nos da la vida eterna con el vino es el verdadero Dios.

Isaías 25:6~9 “Y Jehová de los ejércitos hará en este monte a todos los pueblos banquete de manjares suculentos, banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos purificados. Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones. Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho. Y se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.”

Acerca de esto, en la versión Dios Habla Hoy está escrito:

Isaías 25:6 “En el monte Sión, el Señor todopoderoso preparará para todas las naciones un banquete con ricos manjares y vinos añejos, con deliciosas comidas y los más puros vinos.”

 

Y en New International Version dice:

Isaiah 25:6 “On this mountain the Lord Almighty will preparea feast of rich food for all peoples, a banquet of aged wine— the best of meats and the finest of wines.”

 

¿Por qué está expresado como banquete de vinos añejos, y también en inglés, “banquet of aged wine”?

Aquí el vino que destruye a la muerte para siempre, en otras palabras, el vino que da la vida eterna indica el vino de la Pascua, es decir, la Pascua del nuevo pacto que fue abolido durante más de 1600 años. Así, la Biblia nos enseña que el que nos traiga la Pascua del nuevo pacto es Dios a quien hemos esperado y nuestro Salvador. Cristo Ahnsahnghong es el único que trajo la Pascua del nuevo pacto. Antes de él, no existía la Pascua que Jesús estableció para salvarnos y darnos la libertad eterna en esta tierra. Cristo Ahnsahnghong nos ha traído el banquete de vinos añejos, la  Pascua del nuevo pacto, a través de la cual nos ha dado la vida eterna y la libertad eterna. Al ver esto debemos entender que Cristo Ahnsahnghong es el verdadero Dios.

 

 ARRIBA

He recibido el perdón por medio del sacrificio de Dios Madre
El amor de Dios Madre entendido a través de una gallina