Posted by on Oct 12, 2015 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 2 comments

proceso-ois.com.es

HR Kim, Corea


Un año había transcurrido desde que dejé mi carrera como atleta profesional y empecé a trabajar como instructor a causa de la dislocación de mi hombro y de una lesión en la espalda. Sentía que continuamente me ocurrían cosas malas, y finalmente me vi envuelto en una demanda bajo un cargo falso. Me aferraba seriamente a Dios, pero mi situación no mejoraba; entonces empecé a quejarme contra Dios.

Por ese tiempo, conocí a algunas personas de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial y escuché las sorprendentes palabras de la Biblia de parte de ellos, y recibí la promesa de una nueva vida. Pero como mi caso estaba en proceso y se había vuelto desfavorable para mí, no podía preocuparme por otra cosa. La Iglesia de Dios se esfumó de mi mente.


El caso siguió abierto sin solución algunos meses, así que consulté a un defensor público y me enteré de que él asistía a la Iglesia de Dios. Para mi sorpresa, el representante de mi compañía también asistía a la Iglesia de Dios. Recordé a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que había olvidado, y las cosas que me habían sucedido hasta ese momento venían una por una a mi mente: ingresar a una compañía mientras pasaba días difíciles después de dejar los deportes, ser falsamente acusado y quejarme contra Dios, aprender los misterios de la Biblia, recibir la verdad y encontrarme con los miembros de mi familia celestial en lugares inesperados… Todo parecía un proceso para mí, para encontrar al verdadero Dios.

“En el camino oscuro de esta vida yo era una oveja perdida… Ah, ahora no hay preocupación de perder el camino…”Este es el cántico nuevo que escuché cuando regresé a Sion. Parecía mi historia, y no pude evitar las lágrimas.A pesar de que habían transcurrido meses hasta encontrarme nuevamente con los miembros de nuestra iglesia, ellos no me olvidaron y me dieron una cálida bienvenida. En medio de su amor y cuidado, estudiaba constantemente las palabras de la Biblia. Cada palabra era sorprendente para mí, y estaba enormemente sorprendido por la verdad acerca de la Madre celestial(Dios Madre). ¡Ella vino a esta tierra para encontrarme!

Fue un milagro que el Mar Rojo fuera dividido, pero mi vida diaria con Dios Madre también es un milagro. Oro a la Madre celestial cuando me levanto en la mañana, cuando camino en la calle, cuando trabajo, y cuando miro al cielo. Ya que oro a la Madre cada vez que hago cualquier cosa, naturalmente doy gracias hasta por las pequeñas cosas. Dado que soy agradecido, experimento más cosas que me hacen estar agradecido.

Hace mucho tiempo había definido el amor como sigue: soportar el dolor por alguien aunque sufra y dar a los demás aunque tenga hambre. Decir esto es fácil, pero solo unas cuantas personas lo practican. Sin embargo, en Sion todos practican esto. Creo que este resultado se debe a que han recibido el amor de la Madre.
Espero que yo también me transforme en una persona llena de amor lo antes posible, a fin de poder transmitir el amor de Dios Madre a mis familiares, parientes y amigos.

Isaías 55:6~7 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

La desgracia se convierte en la bendición.
La mala fortuna trae la buena fortuna a veces.

ARRIBA

Dios Madre me dió la misión de entregar felicidad
Sobre Dios Madre profetizada en la Biblia