Posted by on Oct 19, 2015 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 1 comment

pasión'ois.com.es

Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

ES Gu, Corea


Cuando era estudiante del último año de secundaria, tenía mucha ansiedad por mi futuro porque no era especialista en nada ni tenía una meta especial. Un día, seguí a mi mejor amiga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial. Cuando ingresé a la iglesia, las personas me dieron una cálida bienvenida como si estuvieran recibiendo a un visitante importante. Me sentí algo tímida pero muy bien, y ese día me convertí en hija de Dios. Vacilé en mi fe durante un tiempo cuando escuché algunos comentarios difamatorios acerca de la iglesia, pero discerní la verdad de la falsedad a través de las palabras de la Biblia y crecí en la fe, junto con mi amiga.

Mientras veía la película “La Pasión de Cristo”, especialmente cuando vi a Jesús orando por el perdón de los pecadores incluso en el momento en que era crucificado, pude sentir el profundo amor y sacrificio de Dios que nadie pudo comprender completamente. Quería predicar el amor de Dios a mi madre que siempre fue mi fortaleza. El solo hecho de pensar en ella inunda mis ojos. Aunque quería predicarle ansiosamente la palabra de Dios, no sabía por dónde empezar. Lo único que podía hacer era orar. Nunca antes en mi vida había hecho algo con tanta pasión.

Un día libre de mi madre, le supliqué que fuera a la iglesia, pensando que esta era la mejor oportunidad para guiarla a Sion. Ella fue vencida por la persuasión continua de su hija y vino a Sion. Al ver los rostros sonrientes de los miembros, abrió su corazón y ese día se convirtió en parte de nuestra familia celestial. Estaba tan feliz que un cántico de gratitud salió de manera natural de mi boca.

Desafortunadamente, mi madre cerró su corazón, diciendo que había ido a la iglesia solo por la petición de su hija. Yo estudiaba la Biblia fervientemente para transmitirle la verdad, y también la ayudaba diligentemente con los quehaceres domésticos. Después de ver cuidadosamente mi cambio, mi madre vino a Sion nuevamente y empezó a edificar su fe. Después, ella y yo guiamos a mi hermano menor a Sion. Mi hermano es muy especial para mi madre. Al ver su profundo amor por él, podía sentir el profundo amor de la Madre celestial. El amor de la Madre celestial por mí debe de ser muy grande.Ahora era el momento de guiar a mi padre a Dios, pero mi mente estaba en blanco. Ya que usualmente estaba muy ocupado con su trabajo, difícilmente lo veía, y no era tan cercana a él como lo era con mi madre.

Un día, mi padre estaba alistándose para encontrarse con sus amigos. Como la pascua se acercaba, me sentía muy angustiada. Prediqué amablemente mi deseo sincero de ir al reino de los cielos junto con mi amado padre. Como no era muy amigable con él, me miró detenidamente cuando le pedí que fuéramos juntos a la iglesia. Entonces canceló su cita y vino a Sion para recibir la verdad. Lágrimas inundaron mi rostro.

Esto parecía imposible, pero Dios respondió todos mis deseos. Dios Madre se sacrificó hasta maltratar su apariencia, a fin de conceder los deseos de sus hijos. Me siento arrepentida ante la Madre porque parece que solo espero que responda mi deseo estando sentada cómodamente. Dios ha dado la bendición de la salvación a quien no sabe nada como una pequeña niña. Y me ha hecho obrera del evangelio. Ninguna palabra puede expresar mi gratitud a Dios. Me preocupa si podré realizar graciosamente la preciosa misión del evangelio, pero no temo, porque Dios Madre está conmigo.

ARRIBA

Normas de seguridad de mi alma
El Espíritu y Dios Madre, la Esposa, nos dan el agua de la vida en esta época