Posted by on Oct 16, 2015 in BLOG, DESTACADOS | 5 comments

agua de la vida-ois.com.es

Así como Jesús nos dio el agua de la vida hace dos mil años, el Espíritu y la Esposa nos dan el agua de la vida en esta época. Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre son el Espíritu Santo y la Esposa que nos dan el agua de la vida. Ellos están en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial y nos dan el agua de la vida. Los que tengan sed vengan a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial y tomen el agua de la vida gratuitamente.
El agua es muy importante y esencial para nosotros tanto física como espiritualmente. Por tal razón, Dios prometió que nos daría el agua de la vida que es lo que más necesitamos. Nadie puede vivir sin agua ni física ni espiritualmente. Por tal razón estaba profetizado que los hombres buscarían el agua de la vida en los últimos días.
Primero, ¿qué es el agua de la vida que necesitamos? ¿Qué agua Dios desea darnos? Veamos.

Amós 8:11~13 He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán. En aquel tiempo las doncellas hermosas y los jóvenes desmayarán de sed.

Según la Biblia, el agua que anhelamos encontrar para saciar la sed espiritual en esta última época es la palabra de Dios. Es por ese motivo que muchas personas están buscando la palabra de Dios. Pero la Biblia dice que ellos no podrán encontrar el agua espiritual, la palabra de Dios. Hoy en día, existen muchas iglesias en este mundo, sin embargo, ¿por qué no pueden encontrar el agua espiritual? Porque aunque existen muchas iglesias, allí no se encuentra la fuente del agua de la vida que el Espíritu y la Esposa nos dan gratuitamente.

Apocalipsis 22:17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.

El Espíritu y la Esposa son los Salvadores de la época del Espíritu Santo y solo Ellos pueden darnos el agua de la vida. Antes Jesús era el Salvador que daba el agua de la vida, por eso, dijo:

Juan 7:37~38 En el último y grandía de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

Juan 4:14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Pero en esta época, el Espíritu y la Esposa nos dan el agua de la vida. Entonces, ¿acaso no son Ellos los Salvadores de esta época? A fin de recibir el agua espiritual debemos encontrar y conocer sin falta al Espíritu y la Esposa. Como sabemos, el Espíritu es Dios Padre según la trinidad, entonces, ¿quién es la Esposa?

Apocalipsis 21:9~10 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios.

La Biblia dice que la Esposa es la Jerusalén que desciende del cielo de Dios, es decir, la Jerusalén celestial. Entonces, ¿quién es la Jerusalén celestial?

Gálatas 4:26 Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre.

Como podemos comprender, la Esposa es Madre de todos nosotros, ¿quién será Ella? ¿Quién puede ser Madre de todos nosotros? ¿No es acaso Dios? Ella es Dios Madre. El Espíritu es Dios Padre, la Esposa es Dios Madre. Por lo tanto, para recibir el agua de la vida debemos encontrar no solo a Dios Padre sino también a Dios Madre.

Zacarías 14:8 Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno.
Ezequiel 47:1~2 Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho.
Ezequiel 47:8~9 Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas. Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río.
Ezequiel 47:12 Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina.
Apocalipsis 22:1~2 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.

¿De dónde sale el agua de la vida? Del trono de Dios. ¿A quién representa el trono de Dios? Veamos.

Jeremías 3:17 En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de Jehová en Jerusalén; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón.

El trono de Dios representa a Jerusalén. En conclusión, el agua viva saldrá de la Madre Jerusalén, la Esposa del Cordero. La Biblia nos enseña que la Jerusalén celestial, es decir Dios Madre nos dará el agua de la vida, a través de la cual podremos vivir. Dios Madre nos dará el agua de la vida y nos salvará. Ella es la Salvadora de esta época.

Juan 4:10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

 fuente de agua viva-ois.com.es

 

Venga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial donde está Dios Madre quien es la Esposa que nos da el agua de la vida junto con el Espíritu, y reciba la salvación. En esta época el Espíritu y la Esposa, es decir, Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre nos dan el agua de la vida para salvarnos.

ARRIBA

La predicacíon es el amor y la pasión.
Fuego vine a echar en la tierra ¿y qué quiero, si ya se ha encendido?