Posted by on Dec 30, 2015 in BLOG, DESTACADOS, FRAGANCIA DE SION | 4 comments

buen samaritano-ois.com.es1

Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

IS Choi,  Corea


Camino a casa, encontré a un hombre tirado en la calle. Pensaba que estaba ebrio; pero estaba respirando muy rápido, sangrando en el vientre e inconsciente. Si hubiera sido dejado ahí, habría estado en serios problemas; así que llamé al 119 (emergencias). Los vecinos se reunieron alrededor del hombre herido uno tras otro, preocupados hasta que llegara el servicio de emergencias. Unos minutos después, que para mí fueron eternos, llegó la ambulancia y el hombre fue llevado inmediatamente a un hospital.

Sinceramente, como era la primera vez que experimentaba este tipo de caso, quería pasar de largo rápidamente. Pero no podía abandonar al hombre moribundo. Aunque no lo conocía ni nunca antes lo había visto, solo pensé: “Tengo que salvarlo”.

Ahora recuerdo la parábola del buen samaritano, que salvó al hombre que estaba medio muerto por haber caído en manos de ladrones, a diferencia del sacerdote y el levita que pasaron de largo. Hasta ahora, muchas veces he hecho lo mismo que el sacerdote y el levita de la parábola, aunque veía numerosas almas muriendo espiritualmente. Pero yo mismo no comprendía en ese momento que estarían en crisis si no los ayudaba inmediatamente.

Si el servicio de emergencias, que rescata personas en crisis, no llega en el tiempo apropiado, la gente se sentirá muy frustrada. Si descuidamos la salvación de las almas a pesar de haber recibido la misión de salvar al mundo en crisis, que está corriendo por el camino de la muerte sin conocer el camino de la salvación, el Padre y la Madre celestiales se angustiarán mucho por esto.

Nunca más pasaré de largo de las almas moribundas. Con el corazón del buen samaritano que trató de salvar un alma dando todo lo que tenía, les extenderé la mano de salvación.


Leyendo esta fragancia de Sion, recordé al Padre Cristo Ahnsahnghong que vino como el Buen Samaritano.
Cuando nuestras almas estaban muriendo abandonadas en el mundo, nadie cuidaba de ellas sino que pasaban de lejos como en la parábola de Jesús (Lc. 10:30-37). Esta profecía se cumplió. Los líderes religiosos actuales como los sacerdotes y los levitas de hace dos mil años, no tienen interés en la salvación de nuestras almas y no cuidan de ellas. Inevitablemente estábamos destinados a morir.
En estos días Cristo Ahnsahnghong vino a esta tierra como el Buen Samaritano y nos cuidó con la verdad de la vida. Aunque nadie nos cuidaba, nuestros Padres espirituales se interesaron en nosotros que somos sus hijos. No obstante a Satanás solo le importaba matarnos y cumplir su propósito. Dios vino a esta tierra hace dos mil años para salvarnos a los pecadores y estableció la Pascua del nuevo pacto con su propia sangre para redimirnos del pecado y de la muerte. Dios trató de salvarnos a través de este nuevo pacto. Por eso, Él dejó la Pascua como su último testamento a los que obedecen este pacto para que pudieran ser salvos. No obstante, Satanás, el diablo, abolió la Pascua del nuevo pacto en el año 321 d. C. en el Concilio de Nicea. Puesto que destruyó el nuevo pacto después de la muerte de Jesús, no podíamos obtener la salvación y estábamos moribundos.
Doy gracias a Cristo Ahnsahnghong quien vino como el Buen Samaritano y nos dio la salvación.

Una palabra del padre
Se registrarán las obras de los hijos celestiales que predican el evangelio del nuevo pacto en el cielo concretamente