Posted by on Jan 18, 2016 in BLOG, DESTACADOS | 0 comments

la estrella del Rey- ois.com.es1

Hace dos mil años, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén para adorar a Jesús cuando vieron la estrella del Rey. Para ellos, la estrella era una señal que indicaba dónde estaba el Rey, y quisieron adorar al Altísimo. Porque estas eran nuevas de gran gozo, que sería para todo el pueblo sobre la venida del Salvador.

Mateo 2:1-2 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

 Isaías 9:1-2 Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

Isaías 61:1-3  El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

Encontrar al Salvador era algo muy importante. Ya que los magos sabían esto, vinieron desde el oriente hasta Jerusalén para encontrar al Salvador dejando de lado todo lo demás.

En la Biblia está profetizado que Jesús vendrá por segunda vez para salvarnos.

Hebreos 9:28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

1 Corintios 4:5 Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.

Mateo 24: 30-31 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Cristo en su segunda venida viene no para juzgar sino para salvar, aclarar lo oculto de las tinieblas y juntar a sus escogidos, por eso, no debemos juzgar nada antes de su venida. Esta es la razón por la que tenemos que encontrar a Cristo en esta última época. Además, cuando Cristo venga por segunda vez, vendrá en la carne conforme a las profecías. Dado que Cristo viene en las nubes, que representan a la carne al igual que en su primera venida.

Entonces, en esta época, si existe la estrella que es la señal del Salvador, ¿no debemos buscarla? Esta estrella es la Biblia. Porque solo la Biblia puede guiarnos a conocer al Salvador.

Juan 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

Apocalipsis 18:1-2 Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.

 ¿Quién podrá alumbrar la tierra con su gloria en los últimos días? ¿Acaso no es Cristo en su segunda venida?

Cristo Ahnsahnghong alumbró a la tierra que estaba en la oscuridad porque no existía la luz de la verdad que traía la verdad de la vida.

Quienquiera que escudriñe las Escrituras puede reconocer a Cristo en su segunda venida. Los 66 libros de la Biblia dan testimonio de Cristo Ahnsahnghong y de Dios Madre. En esta época, nosotros también debemos ser como los magos que vinieron del oriente para adorar al Salvador a fin de ser salvos.

  la estrella y el Salvador-ois.com.es

Por mis padres
Una palabra del padre