Posted by on Feb 8, 2016 in BLOG | 3 comments

lo que comia-ois.com.es

MA Mun, Corea


En mi ciudad, mi madre era muy famosa por ser una buena cocinera. Ella podía preparar casi cualquier tipo de bocadito, como donas, pan de yema, etc. Cada vez que mostraba a mis amigas los bocaditos que mi madre había hecho, todas me miraban con envidia y me sentía muy orgullosa. Sin embargo, cuando estaba en casa, también deseaba que me comprara pollo o algo como eso.

Unos años después, cuando estaba en la secundaria, escuché una conversación entre mi madre y una vecina.

“Mis hijos querían pollo, pero no tenía dinero para comprarlo. Por eso solo hice bocaditos o pan con harina.”

Siempre pensaba que mi madre hacía esos bocaditos simplemente porque era buena cocinera. Nunca comprendí que esos bocaditos contenían el amor de mi madre que quería que sus hijos crecieran como niños felices a pesar de lo pobres que éramos. Me siento apenada y avergonzada de mí misma por haberle pedido que me comprara pollo. Lo que comía mientras crecía no eran simplemente bocaditos o pan, sino el amor de mi madre.

Esto me hace recordar a la Madre celestial que hizo su mayor esfuerzo por alimentar a sus hijos en los primeros días cuando nuestra iglesia era pobre. Quisiera dar gracias por el amor de nuestra Madre que siempre se sacrifica por sus hijos en secreto.

Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

¿Conoce el nombre “Iglesia de Dios”? (IDDSMM)
Con cuánta ansiedad debe de haber deseado la salvación de sus hijos, Cristo Ahnsahnghong