Posted by on Mar 8, 2016 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 5 comments

colaboracion-ois.com.es1

IS Choi, Corea

Los jóvenes de Sion tuvieron una reunión en un parque. Rentamos unos tándemes (bicicletas de dos asientos) y paseamos por el parque.

Una hermana se sentó adelante y yo me senté detrás, y pedaleamos. Sin embargo, la bicicleta se tambaleaba desde el principio y finalmente se cayó. Apenas presionamos los pedales y avanzamos, pero la bicicleta seguía tambaleándose pesadamente. Otras hermanas iban montando sus bicicletas con el rostro feliz, pero nosotras estábamos con el ceño fruncido.

Por eso miré cómo conducían las bicicletas. Ponían los pies en los pedales en el mismo lado, y movían los pedales con la misma velocidad. El problema era que nosotras desde el principio pusimos los pies en los pedales opuestos.

Una vez que hablamos sobre poner los pies en los pedales del mismo lado, y comenzamos a movernos, la bicicleta avanzó fácilmente. Aprendimos a montar un tándem después de muchos contratiempos, montamos la bicicleta alegremente y hablamos de nuestro entendimiento.

Pienso que el camino del evangelio es similar a montar un tándem. Sabemos que debemos movernos hacia delante y que tenemos el mismo destino, pero si solo nos aferramos a nuestra propia opinión, sin estar unidos, podríamos tambalear y perder el equilibrio, sin poder avanzar.

Si trabajamos el pedal del evangelio poniéndonos en el lugar del otro, y animamos a los demás cuando atraviesan un momento difícil, creo que llegaremos al reino de los cielos más pronto que si fuéramos solos.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

Puedo escuchar la ansiosa voz de Dios Madre
La palabra de Dios madre “Buen trabajo, se esforzaron mucho”