Posted by on Apr 1, 2016 in FRAGANCIA DE SION | 6 comments

fuerza de la Madre-ois.com.es1

Soy miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM). Quiero compartir mi hermosa historia en la IDDSMM. Un día, cuando terminé de conversar por teléfono con mi madre, me sentí inquieta y preocupada. Ella dijo que tenía dificultades para comer debido a los dientes provisionales que utilizaba hasta obtener su prótesis dental. Quizá incluso pasaba momentos difíciles para conversar; colgó el teléfono primero a diferencia de lo habitual.

Estaba preocupada por ella, por eso mi esposo y yo la visitamos el fin de semana. A diferencia de la última vez cuando conversamos por teléfono, estaba llena de vitalidad. Ya nos había preparado un gran banquete. Nos sentimos apenados por mi madre quien todavía no podía masticar bien, y dudamos en comer. En ese momento, ella empezó a comer exquisitamente. Comía tan bien que ni siquiera podíamos creer que realmente tuviera problemas con los dientes. Ya que comía bien, también pudimos saborear la deliciosa comida. De regreso a casa, en el automóvil, continuaba recordando a mi madre que disfrutó pasar el tiempo con nosotros. Tal vez mi madre pudo recuperar las fuerzas solo porque estuve con ella.

Creo que lo mismo sucede con la Madre celestial en la IDDSMM. Ahora puedo entender plenamente el significado de la profecía que dice que Jerusalén, nuestra Madre celestial, resplandecerá cuando vea a sus hijos espirituales viniendo a Ella de todas partes del mundo, siendo llevados en brazos.

Isaías 60:3-5 “Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos. Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti.”

Comprendo de nuevo lo que debo hacer de ahora en adelante. Encontraré rápidamente a mis hermanos y hermanas perdidos de modo que pueda dar gozo, consuelo y fuerzas a la Madre celestial como su hija fiel.

Isaías 60:1 “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.”

En la IDDSMM, he aprendido a conceder
Dios Madre limpia incansablemente y con amor las manchas de pecados de sus hijos