Posted by on Apr 15, 2016 in BLOG, DESTACADOS | 2 comments

trinidad

Me gustaría escribir lo que entendí del tema “La trinidad” en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial. Estoy seguro de que debe de haber oído sobre el concepto de la trinidad, al menos, una vez, si usted es cristiano. Estoy muy familiarizado con la palabra “trinidad”, porque yo mismo he sido cristiano por mucho tiempo. Sin embargo, no podía explicar qué era.
Trinidad, en el diccionario, significa que Dios Padre Jehová, Dios Hijo Jesús y Dios Espíritu Santo son uno. Muchos cristianos invocan el nombre de “Jesús”, pero no saben quién es en su naturaleza. Yo era así antes. Cada denominación tiene su propia interpretación de la trinidad. Algunas personas consideran a Jesús como una simple criatura, como uno de nosotros, uno de los ángeles del cielo, o simplemente un ser, uno con Dios en propósito y voluntad. Fue aún más difícil para mí entender sobre el “Espíritu Santo”, y mucho más el concepto de la trinidad

La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM) explicaba claramente lo que es la trinidad. Los cristianos contemporáneos sostienen que Dios Padre Jehová, Dios Hijo Jesús y Dios Espíritu Santo son tres entidades diferentes que comparten un propósito y voluntad. Ellos simplemente repiten mecánicamente del diccionario la definición de la trinidad y esto no me ayuda a entenderla mejor. Por el contrario, la Iglesia de Dios me enseñó que Dios Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son en realidad uno y que utilizan diferentes nombres en cada época, de acuerdo con la providencia de Dios. Eso tenía mucho sentido para mí. También comparaban la trinidad con la transformación del agua en estados, funciones y nombres a diferentes temperaturas; el agua es en forma gaseosa cuando supera los 100 ºC, en forma líquida cuando está entre 0 y 100 ºC y en forma sólida cuando está por debajo de 0 ºC. El agua en diferentes estados tiene diferentes nombres, pero es la misma en su fórmula química: H2O.

Cambio de agua del estado

De la misma manera, Dios Padre Jehová, Dios Hijo Jesús y Dios Espíritu Santo son un solo Dios, aunque puedan tener diferentes nombres y roles.
Fue muy reconfortante entender claramente el concepto de la trinidad. Entonces, solo necesitaba confirmar todo lo que me explicaron a través de la Biblia. Sin embargo, me preguntaba por qué tantas iglesias interpretan de manera tan diferente quién es Jesús. Ellos me dijeron que hay profecías acerca de Jesús, y que es difícil entenderlo porque Él es descrito como Dios, el Hijo de Dios, un siervo o un profeta, en función del contexto de la Biblia. Primero me mostraron que el Padre Jehová y el Hijo Jesús son uno.

Isaías 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”

 El libro de Isaías profetiza a menudo acerca de Jesús. Ellos dijeron que puedo confirmar que Jesús y Jehová son un solo Dios a través de los versículos en el libro de Isaías. Me preguntaron: “¿Quién es el Padre eterno?”. Entonces respondí: “Por supuesto, Dios Padre es el Padre Eterno”. La Biblia testifica claramente que Jesús vino a esta tierra como un Hijo, pero Él es en realidad Dios Padre Jehová. Esto está testificado como sigue:

Filipenses 2:5-8 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

Este es uno de mis versículos favoritos de la Biblia. Este versículo (“el cual, siendo en forma de Dios…”) revela claramente la verdadera identidad de Jesús. “¿Por qué no comprendí antes que Jesús y Jehová son uno a través de este versículo?”. Estaba espiritualmente ciego. Al mismo tiempo, recordé que el Padre y el Hijo son ambos el Alfa y la Omega, lo cual significa que son uno.

 Apocalipsis 1:8 “Yo [Jehová] soy el Alfa y la Omega.”

Apocalipsis 22:13, 16 “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. […] Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias.”

 El alfa y la omega son la primera y la última letra del antiguo alfabeto griego, respectivamente. Esto demuestra que Dios es el principio y el fin. Cuando me preguntaron: “Si Jesús es el hijo de Dios, ¿puede tener el mismo principio que Dios Padre?”, no pude responder. Nunca había pensado en esa pregunta.
Nunca había comprendido el hecho de que Dios Padre Jehová y el Hijo Jesús fueran uno, lo cual significa que Jehová es Jesús. Muchos otros versículos de la Biblia también prueban que Dios Padre Jehová y Jesús son un solo Dios. También me mostraron versículos que demuestran que Dios Padre Jehová y el Espíritu Santo son un solo Dios.

1 Corintios 2:11 “Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.”

 El Espíritu Santo conoce los pensamientos profundos de Dios Padre Jehová. En otras palabras, Jehová y el Espíritu Santo son un solo Dios. Nunca había entendido la Biblia tan claramente. Finalmente, me mostraron que Jesús y el Espíritu Santo son uno.

Isaías 9:6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”

Juan 14:26 “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.”

Jesús y el Espíritu Santo, ambos son el Consolador (Consejero). Por lo tanto, son uno. Comprendí tantas cosas que antes no había podido ver. Tenía la idea fija de que Jesús y Jehová eran dos Dioses separados. Pero después de estudiar el tema “La trinidad”, ahora puedo ver que tenía muchos conceptos erróneos de enseñanzas equivocadas. Un hermano me hizo la siguiente pregunta: “¿En verdad cree que Jesús fue el que dividió el Mar Rojo?”.
Respondí: “Sí, por supuesto”.
Me preguntó de nuevo: “¿Cree que Dios Espíritu Santo fue crucificado hace dos mil años?”.
Dudé un poco y respondí: “Sí, creo”.
Este tema me hizo comprender cuánto esfuerzo había puesto Dios en su plan para nuestra salvación. Me lleno de alegría cada vez que pienso en ese momento de entendimiento. Siento que he comprendido un gran misterio de la Biblia.

Dios presta atención a todas las cosas que yo hago y me anima siempre
Los vips del reino de los cielos