Posted by on Apr 20, 2016 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 0 comments

animo-ois.com.es1


SH Ha, Corea

Siempre he sido despreocupada, y esa clase de personalidad también me hacía sentir poca pasión por las cosas. Nunca he puesto mucho esfuerzo por algo, e incluso cuando algo llamaba mi atención, perdía el interés inmediatamente. Me casé y tuve un bebé. Un día fui guiada a Sion por medio de una vecina del mismo complejo de departamentos. Esto sucedió tres años después de haber escuchado la verdad por primera vez de parte de mis tías. En ese momento no estaba interesada en absoluto en la verdad, como si hubiera estado escuchando la historia de alguna otra persona, pero cuando empecé a estudiar nuevamente la palabra, empecé a asistir a la iglesia.

Tuve un segundo bebé y me mudé a otro lugar. Ya que mi casa quedaba lejos de Sion, mi fe tambaleó por un tiempo. Regresé a Sion gracias al amor de los miembros que no dejaron de cuidarme. Pero cuando regresé, vi a una hermana que había recibido la verdad después que yo, que ya se había convertido en predicadora con una fe firme, y una hermana cuya fe era como la mía, ya había llevado fruto y estaba compartiendo la fragancia de Sion. Me arrepentí de haber perdido tanto tiempo.

Yo también quería tener una fe firme. Por eso pedía el Espíritu Santo todos los días, pero en realidad no comprendía qué significaba realmente el Espíritu Santo con el corazón. Me sentía frustrada, y oraba a Dios como un niño se queja con sus padres. Y un día empecé a comprender la Biblia como si me hubiera puesto lentes, y pude comprender los Libros de la Verdad que antes me resultaban difíciles de comprender.

“Así que, exaltado por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.” (Hch. 2:33)

Este versículo quedó profundamente grabado en mi corazón. La comprensión que recibí no fue de mi sabiduría, sino el poder de Dios y la obra del Espíritu Santo. Finalmente comprendí qué arrogante era al pensar que había recibido la verdad por ser inteligente. Todos los miembros que siempre me alababan y me servían aunque era arrogante, parecían ángeles. Todos los miembros que comprendieron completamente la voluntad de la Madre con una mente humilde delante de Dios, eran todos espiritualmente grandes y superiores para mí.

Cuando era estudiante, una vez fui a un concierto de jazz. El representante subió al escenario con unos enormes lentes oscuros en el sombrío salón del concierto. Él era un músico que había nacido ciego. Aunque no podía ver, realizó la representación con todo su corazón. Luego la audiencia le dio un caluroso aplauso. Pienso que soy como el músico de ese concierto. Dios presta atención a todas las cosas que yo hago desde el mundo invisible y me está animando con grandes aplausos. Ahora, conmoveré a Dios predicando a muchas personas el amor de Dios que se sacrificó por mí.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre.

Entendiendo primero esto…
He estudiado acerca de nuestro hogar celestial en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial