Posted by on Apr 22, 2016 in BLOG, DESTACADOS | 5 comments

los santos que están en el monte de Sion-ois.com.es1

Aprendamos las profecías de la Biblia en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera mundial  y recibamos a Cristo Ahnsahnghong


Después de conversar con muchas personas, comprendí que la mayoría de la gente no cree en la Biblia. Muchos piensan que es solo un libro escrito por hombres. Además, me sorprendí cuando me enteré de que incluso muchos cristianos no creen en la Biblia.

Ya que está escrito “el Verbo era Dios” (Juan 1:1), ¿cómo podemos creer en Dios sin la Biblia que contiene las palabras de Dios? Por eso, la Biblia dice que hay algo que debemos entender primero:

2 Pedro 1:20-21“entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.”

En otras palabras, primero debemos entender que el auténtico autor de la Biblia es Dios. ¿Cómo podemos saber que la Biblia contiene las palabras de Dios?

Deuteronomio 18:21-22 “Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.”

La Biblia es el libro de la profecía. Mediante el estudio de las profecías podemos entender que la Biblia no es un simple libro escrito por hombres, sino que contiene las palabras de Dios.

Dios nos hace saber que la Biblia contiene sus palabras, a través de las profecías y su cumplimiento. Hay muchas profecías en la Biblia. Por ejemplo, los libros del Antiguo Testamento contenían las profecías acerca de Jesús. Jesús es el Mesías porque Él cumplió todas las profecías del Antiguo Testamento. El profeta Isaías escribió cómo sufriría Jesús (ref. Isaías 53:1-8, Mateo 27:26 y Juan 19:34) y cómo moriría y sería sepultado:

Isaías 53:9 “Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte […]”

De acuerdo con esta profecía, Jesús fue crucificado junto con dos ladrones (Mateo 27:38) y fue sepultado en la tumba de un hombre rico de Arimatea, llamado José (Mateo 27:57-60). La Biblia también predijo que Jesús nacería de una virgen (Isaías 7:14, Mateo 1:18) en Belén (Miqueas 5:2, Lucas 2:1).

Además, si estudiamos las profecías de los libros de Daniel y Apocalipsis, sin duda entenderemos que el auténtico autor de la Biblia es Dios.

Si se han cumplido todas las profecías de la Biblia, ¿qué hay de las que todavía deben cumplirse? Se cumplirán en su debido tiempo, ¿no es cierto? La Biblia dice que en los últimos días, los santos estarán de pie sobre el monte de Sion con el Cordero (Apocalipsis 14:1). Acerca de los santos que serán salvos, está escrito:

Apocalipsis 14:12Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

El Cordero que aparece en Apocalipsis 14 no es Jesús en su primera venida, sino Jesús en su segunda venida. Por lo tanto, los santos de esta época deben obedecer los mandamientos de Dios y mantenerse fieles a Cristo en su segunda venida. Hoy en día, esta profecía se está cumpliendo en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM). Los santos de la Iglesia de Dios guardan los mandamientos de Dios, como el Día de Reposo y la Pascua, y tienen fe en Jesús en su segunda venida, Cristo Ahnsahnghong.
¿Cómo podemos saber si Cristo Ahnsahnghong es realmente Jesús en su segunda venida o no?

Ya que la Biblia da testimonio de Cristo (Juan 5:39), debemos leer la Biblia para entender si Él es verdadero o no. Cristo Ahnsahnghong cumplió todas las profecías de la Biblia, incluyendo la profecía del rey David y la profecía de la higuera. Si usted visita la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial(IDDSMM) y estudia las profecías, entenderá claramente que Él es Jesús en su segunda venida que toda la humanidad ha estado esperando. Doy gracias a Cristo Ahnsahnghong, quien me hizo entender al Salvador de esta época a través de la Biblia.

Un tiempo detesté la religión, pero ahora asisto a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial
Dios presta atención a todas las cosas que yo hago y me anima siempre