Posted by on Apr 26, 2016 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 3 comments

el propósito de la fe-ois.com.es1

Cuando era joven, hubo un serio problema religioso en mi familia. Desde entonces, a mi familia no le agrada la iglesia e incluso llegaron al extremo de detestarla. Aunque ha pasado mucho tiempo, todavía recuerdo que rechacé enérgicamente la sugerencia de mi tía cuando me pidió que fuera a su iglesia.

Ya que antes realmente detestaba la religión, es muy sorprendente que ahora sea miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM). De acuerdo con la providencia de Dios, que fue predestinada desde antes de la fundación del mundo, mi mente que una vez se había cerrado, empezó a abrirse poco a poco. Cuando me casé, atravesé dificultades y sufrimientos viviendo en el mundo y comprendí que las cosas no siempre salen según mi voluntad en esta tierra, por eso empecé a buscar una iglesia a la cual asistir, porque deseaba confiar en Dios. Al buscar una iglesia donde asistir, decidí ir a la iglesia en la que participaba un amigo que vive cerca. Tontamente, en la iglesia oraba a Dios, pidiéndole bendiciones materiales porque tenía dificultades económicas. Este era en realidad el propósito de mi fe, y consideré que los demás también creían en Dios con el mismo fin.

Mientras asistía a la iglesia, también recomendé a un amigo que vive cerca de mi casa que viniera conmigo, pero se negó porque ya asistía a otra iglesia, la cual era la Iglesia de Dios. Al principio, tenía una buena apreciación de la iglesia porque su nombre sonaba bien. Pero al poco tiempo también empecé a considerar negativamente a la Iglesia de Dios, porque la gente a mi alrededor la calumniaba dado que celebra los cultos los sábados en lugar del culto dominical. No obstante, el amigo al que conocía desde hacía mucho tiempo, siempre actuaba bien y era prudente. Por eso era una de las personas que me agradaban, y la gente de la Iglesia de Dios en torno a él también eran muy buenas. Al parecer no había nada malo en ella. Sin embargo, como tenía un concepto preconcebido, pensé que debía salvar su alma, alejándolo de allí. Por eso fui a la iglesia con la gran determinación de salvarlo. El día que fui, quedé muy sorprendido de escuchar sobre la verdad del nuevo pacto porque el mensaje era completamente diferente de lo que había oído en otras iglesias. De inmediato fui a una librería para comprar un diccionario y una Biblia, y revisé lo que había estudiado allí. Cuanto más observaba la Biblia, más comprendía que era verdad. Me di cuenta de que muchas iglesias del mundo ni siquiera guardan las reglas básicas, como el Día de Reposo de Dios.

Por lo tanto, decidí convertirme inmediatamente en hijo de Dios sin dudar. Al estudiar la Biblia, también comprendí que tenemos que creer en Dios no para obtener bendiciones materiales, sino para ser salvos. Como estaba sorprendido con cada palabra de Dios, empecé a predicar a la gente que me rodeaba. No obstante, nadie escuchó las palabras de Dios excepto una persona, y esto me desilusionó porque pensé que el resultado sería diferente. Ahora creo que la razón por la que terminé con ese resultado, fue porque me faltaba sabiduría y sinceros esfuerzos para predicar la palabra de Dios. Por eso, ahora trato de predicar sus palabras después de pedir a Dios amor y sabiduría. A través del proceso de llevar fruto, Dios me permitió comprender lo gozoso que es dar amor y que es Él quien nos permite llevar frutos según el estado de nuestro corazón. Estoy decidido a ser un hijo digno de la voluntad de Dios, que lleve a cabo la misión del evangelio abrigando el amor en lo profundo de mi corazón. Doy sinceras gracias al Padre Ahnsahnghong y a la Madre celestial por guiar esta alma errante a Sion con gran amor.

La bolsa de compras de mi mamá
Entendiendo primero esto…