Posted by on Jun 16, 2016 in DESTACADOS | 2 comments

la parabola de la cizaña1-ois.com.es


El apóstol Pablo advirtió:

Gálatas 1:6-9 “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”

Pero después de la iglesia primitiva, las verdades empezaron a ser cambiadas una por una. Ya que Jesús había profetizado que un enemigo, Satanás, sembraría cizaña después que Él sembrara la semilla del evangelio del cielo, la verdad de vida llegó a ser oscurecida después de la época apostólica, y en el año 167 d. C., la Pascua fue cambiada a otro día.

El Vaticano, que tenía la supremacía sobre la iglesia, y el Dr. Kidd, dieron un veredicto que declaraba hereje a todo aquel que celebraba la comunión en el día catorce del primer mes (Nisán) según el calendario sagrado, que es la Pascua (ref. “A History of the Early Church to A.D. 500”, p. 82-83).

Mateo 13:24-30 “Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.”

Desde ese entonces, los malvados planes de Satanás prosperaron, e incluso el Día de Reposo fue cambiado por el domingo. La Pascua fue cambiada en el año 167 d. C., y el Día de Reposo en el año 321 d. C. Pero la verdad de Dios no puede quedar pisoteada para siempre. De acuerdo con la profecía, la luz de la verdad comenzó a aparecer en su debido tiempo. Lutero reveló la libertad de la fe, y la iglesia bautista, el bautismo, y la iglesia adventista del séptimo día, el Día de Reposo, y por último, la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial ha revelado la Pascua del nuevo pacto que nos lleva al camino de la vida.

Esta buena nueva que predica la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial no es algo nuevo, sino el evangelio que ya había sido enseñado por Jesús y proclamado por los apóstoles. Está escrito:

Filipenses 4:9 “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.”
1 Corintios 11:23-26 “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.”
Lucas 22:7-8 “Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua. Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la pascua para que la comamos.”
Lucas 22:19-20 “Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.”

Después de Jesús y los apóstoles, lo que apareció en el mundo es la cizaña, otro evangelio diferente. No podemos entrar en el reino de los cielos con otro evangelio que Jesús nunca ha enseñado, como la cizaña será quemada en la siega, sino solo con el evangelio que Jesús mismo nos enseñó y los apóstoles siguieron.

El punto de partida de toda doctrina es Jesús. Él es nuestro Maestro y Salvador. Todas sus enseñanzas y obras deben cumplirse en nuestra vida. Y también debemos seguir los ejemplos de los discípulos que fueron directamente enseñados por Jesús. Ignorando y añadiendo las opiniones de los hombres, jamás podremos entrar en el reino de los cielos.

En esta última época, Cristo Ahnsahnghong, que es Jesús en su segunda venida, ha revelado tal como es todo el evangelio del reino de los cielos que había desaparecido. Siguiendo el evangelio de la verdad, entremos en el reino de los cielos.

El mensaje de salvación en la época de los desastres
La venida de Dios sobre las nubes