Posted by on Aug 30, 2016 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 8 comments

amor de la madre1-ois.com.es


HH Jeong, Corea

Una tarde calurosa, yo estaba en un autobús lleno de personas. Hacía más calor dentro del autobús que fuera, ya que estaba atestado de gente. Yo estaba sentada junto a una señora que tenía un niño pequeño en su regazo. El niño había caído en un profundo sueño, y la señora no paraba de abanicarlo y de limpiarle el sudor del rostro. Parecía estar preocupada de que su niño se despertara por el calor.

Cuando la luz del sol entraba por la ventana, ella trataba de bloquear la luz con su mano, y cuando el autobús se sacudía bruscamente, ella lo abrazaba con fuerza.

Ella solo prestaba atención a su hijo hasta que llegaron a su destino. Al verla, recordé a nuestra Madre celestial. Pensé en todo el trabajo que nuestra Madre celestial debe de estar haciendo para llevarnos al cielo. Al igual que la señora que cuidaba de su hijo dormido sin cesar, la Madre cuida de mí a través de su amor, aunque yo ni siquiera lo sabía. Nunca olvidaré el infinito amor de la Madre celestial.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

considerando el corazón de Dios Madre(la Madre celestial)
Quitando las manchas de mi corazón