Posted by on Sep 5, 2016 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 5 comments

Sonrisa genuina1 -ois.com.es

¿Qué clase de sonrisa quiere la Madre Celestial que tengamos?

Mi entendimiento, estando en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (Ahnsahnghong y la Madre Celestial)

El domingo pasado, tuvimos una reunión familiar en la casa de mi abuela. Cada vez que nos reunimos, el número total familiares llega a casi 30. Estoy muy orgulloso de tener muchos parientes: tíos, tías y primos de todas las edades. Mi abuela, que cumplió 97 años de edad este año, siempre se ve muy contenta cuando todos sus hijos están apiñados por aquí y por allá, comen alimentos y conversan juntos. Hablamos de todo; de los niños, el trabajo, la salud, la alimentación etc.

Mientras cenábamos tarde con ellos, mi tío de 69 años dijo algo que él pensaba que era muy interesante; la gente de hoy en día paga para ir a un instituto que les enseña cómo sonreír. La razón es que quieren tener un mejor trabajo y hacer mucho dinero. Con razón la gente, incluso adolescentes a la edad de 15 años o más jóvenes, están dispuestos a someterse a cirugías plásticas a cualquier precio para un mejor futuro.

Entonces, le pregunté: “¿Cuánto cuesta llevar un curso en ese instituto?”. “Se tiene que pagar al menos 300 dólares al mes”, respondió. Mi tío pensó que era ridículo, porque cuando él era de unos treinta y tantos años, en la flor de su trabajo ubicado en el centro de la ciudad, cada trabajador a su alrededor se veía muy feliz con un rostro sonriente. Según él, incluso en las pequeñas cosas, ellos no se perturbaban, y siempre se comportaban de manera positiva. A diferencia de su época, nosotros podemos encontrar fácilmente gente que forma caras tristes, o incluso enojadas, por todas partes. Esto es probablemente debido a que se estresan fácilmente, carecen de paciencia y de comprensión a los demás, lo cual podría causar que la gente de la sociedad moderna lastime a los demás sin ninguna razón en particular, esperando solamente lograr su propio propósito.

¡Oh, Madre Celestial!

Entonces recordé el rostro de la Madre Celestial. Sé que detrás de su rostro sonriente está todo el dolor y las dificultades que tuvo que pasar solo por nosotros, simples pecadores. Desde que llegué a la verdad (Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM)), he aprendido de Dios Madre (la Madre del cielo) cómo sonreír verdadera y sinceramente a los demás. Ella nos enseñó no solo a sonreír, sino a amar y comprender a los demás, lo cual significa que, sin comprender y amar a los demás, no podemos formar una sonrisa verdadera y genuina.

“Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa.” (Gálatas 4:28)

Al igual que Isaac, que es representado como la “risa”, todos hemos sido elegidos como los hijos de Dios. Viviendo en este mundo estéril donde las personas pierden la risa, doy toda la gratitud y alabanza al Padre Ahnsahnghong y a la Madre Celestial por darme una sonrisa maravillosa, la cual no puede compararse con otras. Más importante aún, puedo sonreír sabiendo la razón por la cual lo hago: Encontrarme pronto con el Padre, Cristo Ahnsahnghong, y entrar en el reino de los cielos.

Hoy también, trato de formar una gran sonrisa enfrente del espejo y ver si se ve lo suficientemente maravillosa como para ser un verdadero hijo de Dios Elohim, nuestro Padre Ahnsahnghong y la Madre Celestial.

Pastorea las ovejas de Dios con el corazón de la Madre lleno de amor y sacrificio
considerando el corazón de Dios Madre(la Madre celestial)