Posted by on Oct 18, 2016 in DESTACADOS | 8 comments

fe de Abraham1-ois.com.es

En la Biblia está escrito las historias sobre Israel y su pueblo en detalle. ¿Por qué Dios nos muestra estos ejemplos ?

Romanos 15:4 “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.”

Dios dijo, las cosas que escribieron antes son para nuestra enseñanza. Es decir, que podemos obtener conocimiento acerca de la salvación a través de ellas y debemos ponerlo en práctica.
Hoy día, vamos a pensar en las enseñanzas para nuestra salvación a través de la fe de Abraham.
En primer lugar, permítame hacerle una pregunta. ¿Sabe usted donde está Abraham ahora?

Lucas 13:28 “Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.”

Mateo 8:11 “Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;”

Abraham se encuentra ahora en el reino de los cielos. ¿Qué tipo de vida de la fe vivió él, para que pudiera entrar en el cielo? También podemos ir al reino de Dios si vivimos una vida de fe como la de Abraham, no es así?

Génesis 12:1-4 “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.  Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.”

Abraham obedeció a Dios, cuando Dios le dijo que se fuera de la casa de su padre. ¿Por qué Dios le habrá ordenado que haga así?

Josué 24:2-3 “Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y servían a dioses extraños. Y yo tomé a vuestro padre Abraham del otro lado del río…”

Debió a que su padre Taré adoró a otros dioses (ídolos). Abraham fue bendecido de ser una bendición para otros cuando obedeció las palabras a dejar sus ídolos y estar con Dios. También debemos apartar de los ídolos y vivir siempre con Dios.

Genesis 12:7-8 “Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido. Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová.”

Génesis 13:18 “Abram, pues, removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a Jehová.”

Abraham edificó un altar a Dios y ofreció un sacrificio dondequiera que fuera, y cualquiera la condición en la que estubiera. Dios dio a nosotros, quienes vivimos en la era del Espíritu Santo, los servicios de culto del nuevo pacto -. El día de reposo, el culto del tercer día y las siete fiestas solemnes de tres tiempos comenzando con la Pascua. También debemos adorar a Dios con los cultos en los días designados dondequiera que estemos, en cualquier situación en la que nos encontramos.

Continuemos.

Genesis 22:1-4 “Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo. Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos.”

Cuando Dios le dijo a Abraham que ofreciera a su único hijo Isaac como sacrificio, él se fue para el lugar, Moria, mandado por Dios, en el día siguiente incluso sin discutirlo con su esposa. Para Abraham, Isaac, quien era el heredero precioso que le había dado a la edad de 100, fue la mayor bendición de Dios. Póngase en su lugar.

¿Cómo se sentiría si Dios le dijiere un día que renunciara la bendición que usted había esperado más que cualquier otra cosa, después de haber poseído y regocijado de la alegría de ella? ¿Cuál elegiría, Dios o la mayor bendición de Dios? Eso no fue una cuestión difícil o confusa para Abraham. Se marchó el camino al instante sin pensarlo dos veces.

Y Dios le hizo caminar durante 3 días hacia Moria. (Gn 22: 4 Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos.) A Abraham se le fue dado un período de tiempo que fue lo suficientemente largo para cambiar su mente y regresar a casa. Pero él no cambió su mente y soportó con fe hasta el final. Por lo tanto, Dios le dio a Abraham, no sólo a él, sino también a Isaac las bendiciones más abundantes.

Génesis 22:18 “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.”

Nosotros también debemos soportar hasta el final con la fe de escoger a Dios encima de cualquier cosa del mundo.

La Biblia nos hace conocer que los salvos en esta época, son los santos que tienen fe como la de Abraham.

Rev 14:1 “Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.”

¿Quienes son los 144mil santos que serán salvos? Ellos siempre están con Dios que es el Cordero. ¿Dónde están? Sion – el lugar donde se guardan las fiestas solemnes de Dios (Isaías 33:20). Por lo tanto, ellos son los santos que guardan las fiestas solemnes dondequiera que estén, y cualesquiera que sean sus circunstancias que se encuentran.

Apocalipsis 14:4 “Éstos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Éstos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Éstos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero;”

Los 144,000 son las personas que siempre siguen al Cordero por dondequiera que va. Eso significa que tienen fe que no dejará a Dios aunque se les sea quitada la mayor bendición que les haya dada, y mantienen su fe para obedecer a Dios hasta el final.

Apocalipsis 14:12 “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

Espero que usted y yo entremos en el reino de los cielos como Abraham por ser hijos de Dios Padre, Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre, la nueva Jerusalén.

Espero verlos en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM). Dios los bendiga.

La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial dice que Nuestra patria es el cielo
El nuevo pacto que nos permite conocer a Dios (Ahnsahnghong)