Posted by on Dec 7, 2016 in BLOG, DESTACADOS | 12 comments

 

a1

Doy gracias, alabanza, gloria y honra a Cristo Ahnsahnghong y a Dios Madre por su misericordia y gracia concedida a esta hija débil e imperfecta en muchos aspectos.
“¿A qué iglesia pertenece? ¿Puedo ir con usted para el culto esta semana? Realmente quiero orar a Dios para que pueda ser su hijo por el resto de mi vida antes de morir.”

Esta fue una conversación muy breve con uno de mis pacientes del hospital donde trabajo. Él ha sido hospitalizado desde hace ya nueve meses con cáncer de páncreas. No puedo olvidar el primer día que entró en el hospital. Se veía tan pálido y débil, y no había señales de recuperación ni algo parecido. Definitivamente parecía que había caído en una situación terrible, pero traté de ser brillante y positiva con él, mostrando un rostro sonriente. Esto sin duda debe de provenir de las enseñanzas de Dios Padre y Dios Madre. Pese a que se encontraba muy débil físicamente, pude sentir que quería ser fuerte en su interior.

Un día me preguntó si pertenecía a una iglesia o no, así que le dije que asistía a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM) que guarda la fe en Dios Padre y Dios Madre. Entonces afirmó que también quería tener la misma fe que yo. Confesó que había conocido a muchas enfermeras antes de mí, pero que era muy diferente de ellas pues lo trataba como ser humano y no como un paciente débil, común y corriente. Luego añadió que se había sentido muy acogido desde ese día y pensó para sí que era una persona preciosa y digna, lo que lo ayudó a superar todas las dificultades y a recuperarse con una mentalidad renovada y más sólida.

Después de conversar con él, tuve que dar gracias a Cristo Ahnsahnghong y a Dios Madre  por darme la gran oportunidad de glorificar a Dios Elohim. No fue mi sabiduría, conocimiento, o habilidad; sino el poder del Espíritu Santo. Solo traté de seguir las enseñanzas de Dios Madre, las cuales conmovieron profundamente su corazón.

Mateo 5:16 “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

1 Pedro 2:12 “manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.”

Por muy perfecta que sea nuestra verdad, si las obras de los santos son malas e incorrectas, entonces la luz del evangelio, sin duda se desvanecerá. Sin embargo, si la verdad es correcta y las obras de los mensajeros de Dios son preciosas y llenas de gracia, entonces la luz del evangelio brillará aún más, y Dios indudablemente derramará abundantes bendiciones. Nuestro cuerpo es el templo santo de Dios. (1 Corintios 3:16) Nosotros, siendo uno con Dios, debemos servirlos, asemejándonos a Ellos y glorificándolos. Solo cuando nos esforcemos para tener el alma de Cristo, nos pareceremos completamente a Dios.

Filipenses 2:5 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,”

2 Pedro 1:4-7 “por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Teniendo a Cristo en nuestro corazón, debemos tratar de mostrar nuestras hermosas obras dentro y fuera de la iglesia. De esta manera, no solo los miembros de la iglesia, sino los incrédulos reconocerán el verdadero valor de los hijos de Dios. La Biblia nos advierte claramente no nos conformemos con esta generación adúltera (Romanos 12:2). Dondequiera que estemos y hagamos lo que hagamos, tengamos siempre presente las sagradas enseñanzas de la Madre para glorificar a nuestro Dios Elohim. Y glorifiquemos a nuestro Dios, Cristo Ahnsahnghong y Dios Madre para que muchos vengan a la verdad del nuevo pacto en la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM).

Expresión del amor
Seremos transformados en un momento, a la final trompeta