Posted by on Jun 19, 2017 in FRAGANCIA DE SION | 5 comments

다운로드


Valexa V, Perú

Desde mi niñez, crecí viendo la imagen de mi papá fuerte, robusto, saludable y muy alegre. Era sorprendente ver a mi papá tan saludable y deseaba mucho ser como él, esa buena salud le permitía trabajar sin descanso para sustentar a sus cinco hijos con lo necesario y darles lo que él no pudo tener.

Hace unos meses me partió el corazón saber que se le había detectado una enfermedad muy dolorosa y delicada; el médico dijo que la enfermedad se le había desarrollado hacía once años. ¡Once años! ¿Cómo pudo haber dejado esa enfermedad tanto tiempo? Empecé a pensar cómo había podido ignorarla durante tanto tiempo, y traté de recordar qué había pasado once años atrás.

Mi papá deseaba mucho que yo continuara estudiando sin tener que trabajar, solo para que pudiera terminar bien la carrera sin fatigarme mucho.

Entonces, llegué a entender la razón de su silencio. Siendo la cabeza del hogar y viendo a mi mamá delicada de salud durante tanto tiempo, ocultó su dolor para cuidar y dar fuerzas a su familia; y como si fuera poco, incluso sabiendo su mal, sigue pensando en el futuro de sus hijos.

A través de esto me conmovió mucho pensar en el Padre celestial. ¡Cuánto habrá soportado en silencio su hambre, cansancio y dolor, cuántas veces se habrá enfermado teniendo que soportarlo sin poder descansar ni haber quien lo cuidara, cuánto calor y frío sintió, y cuántas lágrimas derramó en soledad hasta salvar a sus hijos! Trabajó olvidando su propia vida.

Gracias a su gran sacrificio, estableció Sion, el reino de los cielos en su gracia, y dejó el camino preparado para que pudiéramos tener la paz en el amor de la Madre celestial y regocijarnos con la esperanza eterna del reino de los cielos. Ahora, bajo la dirección y protección del Padre celestial, la luz gloriosa de Sion alumbra en todo el mundo.

Deseo vivir en la verdad siempre agradecida, pensando que Él pasó lo peor solo para darnos lo mejor. Quiero acompañar al Padre y a la Madre por el camino del evangelio que Ellos mismos anduvieron para encontrar a nuestra familia celestial.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

Cuando la Madre dice: “Ven”
De lo que se jacta mi padre