Posted by on Oct 30, 2017 in BLOG, FRAGANCIA DE SION | 18 comments

despues de conocer1


Lee NE,  Corea

Trabajando como manicura, me casé y tuve un hijo adorable. Cuando mi hijo creció, siempre me preocupaba cómo podía ayudarlo a crecer correctamente en este mundo sin corazón. Cuando llegaban los fines de semana, llevaba a mi hijo a muchos eventos diferentes para que pudiera experimentar muchas cosas, e incluso me deshice del televisor porque pensaba que no era bueno para su educación.

Un día, de repente recordé que iba a la iglesia con mi madre cuando era niña. Pensé que la religión ayudaría a que mi hijo creciera como una persona buena.

Aunque tomé la decisión de ir a la iglesia, no fue fácil encontrar una iglesia correcta adonde asistir. Entonces una de mis clientas me dijo que asistía a la Iglesia de Dios, y me preguntó si alguna vez había escuchado sobre Dios Madre. ¿Dios Madre? Entonces me explicó algo que nunca antes había oído ni visto. “¡Bingo!” No había manera de describir mis sentimientos sobre la sorprendente verdad.

Mientras recibía la bendición de convertirme en hija del Padre y la Madre celestiales junto con mi hijo, lágrimas corrieron por mis mejillas. Deseé hacer conocer a mi esposo estas buenas nuevas lo más pronto posible. Máxime, quería que se acercara a la Biblia fácilmente, por lo cual escribí en una hoja de papel algunos versículos que testificaban científicamente que la Biblia es verdadera, y la coloqué en un lugar visible. También rogué a Dios sinceramente que le permitiera la bendición de recibir la promesa de la salvación.

Pero mi esposo escuchó rumores infundados sobre nuestra iglesia y comenzó a preocuparse por mí. Le pedí que fuera y viera con sus propios ojos, entonces me dijo que quería verme rendir culto. El Día de Reposo por la mañana, estaba apresurada alistándome para ir a Sion con mi hijo. Entonces mi esposo me preguntó:

—¿Cómo debo vestirme?

Quedé sorprendida ante sus palabras, pero lo que dijo después del culto fue aún más sorprendente.

—No puedo decir que comprendí todo, pero puedo sentir que mi corazón está abierto.

Al final, abrió su corazón ampliamente y recibió a Dios. Estaba muy emocionada y me conmoví hasta las lágrimas ante el hecho de que toda mi familia estuviera en la promesa de la salvación.

Teniendo entusiasmo de compartir esta buena verdad con más personas, me jactaba de nuestra iglesia con todas mis clientas. Mientras me sorprendía de mí misma, algunas de mis clientas recibieron a Dios.

Estoy ocupada predicando la palabra y trabajando al mismo tiempo, pero cada vez que predico las nuevas de vida, me siento abrumada. Solo vivía para mi familia y para mí misma, pero Dios me ha dado el amor por mi prójimo y por el mundo. Verdaderamente doy gracias a Dios.

La mayoría de las personas piensan que pueden ser felices si no tienen problemas económicos. Sin embargo, después de conocer a Dios, he comprendido que la felicidad no se encuentra en las cosas materiales. Ahora estoy feliz porque vivo en el Padre y la Madre celestiales. Oro para que las personas que todavía no conocen a los Padres celestiales, sientan esta felicidad lo más pronto posible.


Esta es la fragancia de Sion de un miembro de la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial que cree en Cristo Ahnsahnghong y en Dios Madre.

No saben lo que es malo
Soñando el reino de los cielos