Forum

El nuevo pacto y el salvador

Author
Eliseo fiel
Date
2023-06-18 13:00
Views
225
La biblia profetizó que Dios mismo haría el nuevo pacto. Según esta profecía, Jesús hizó el nuevo pacto. Él es Dios mismo. Del mismo modo, en esta época el que restaura el nuevo pacto se refiere a Dios mismo.

Jr. 31:31 He aquí vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.

Según lo profetizado, Dios mismo vino en cuerpo con el nombre de Jesús. Y hizo el nuevo pacto por la Pascua.

Lc.22:20 De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa,diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

Esta es la escena en que Jesús hizó el nuevo pacto. Por tanto, él es Dios mismo a pesar de que se hizo carne.

Ro.9:5 ...según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.

Apóstol Pablo dio testimonio de que Jesús era Dios mismo. Él cumplió todas las profecías. Pero, pasando los tiempos, el nuevo pacto fue abolido por el Concilio de Nicea. Por esta razón. Él mismo debe restaurarlo en los últimos días.

Is.25:6 ~ 9 Y Jehová de los ejércitos hará en este monte  a todos los pueblos banquete de vinos refinados... Destruirá a la muerte para siempre... y  se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado,  y nos salvará; esto es Jehováa quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.

El vino que destruye a la muerte es el vino del nuevo pacto . Por tanto, él que restaura el nuevo pacto es Dios mismo. Señor Ahnsahnghong ha traído la Pascua del nuevo pacto. Él es nuestro Dios a quien debemos buscar.

 

 

 
Total Reply 2

  • 2023-06-19 13:03

    Creamos en Cristo Ahnsahnghong, quien ha traído la Pascua del nuevo pacto, y entremos en el reino de los cielos, obteniendo la vida eterna.


  • 2023-06-19 13:16

    La Pascua del Nuevo Pacto solo nos la puede conceder Dios. Porque solo Dios puede dar el perdón de los pecados y la vida eterna, y en esa verdad, podemos obtener la vida eterna y el perdón de los pecados al participar de la carne y la sangre de Dios. Por lo tanto, Cristo Ahnsahnghong, quien nos permitió nuevamente la Pascua del Nuevo Pacto, es nuestro Dios.